La Comisión Europea está ayudando a los Estados miembros en la coordinación de su respuesta al brote de COVID-19 con un equipo especializado.

El plan de respuesta de la UE tiene por objetivos: salvar vidas (contener y tratar la pandemia), proteger los ingresos de los trabajadores (incluido autónomos) y las empresas y mitigar el impacto en toda la economía. Los sectores más afectados son: salud, turismo y transporte, en especial la industria de las aerolíneas.

El plan de respuesta de la UE incluye las siguientes medidas:

  • garantizarán un suministro adecuado de equipos de protección y material sanitario en toda Europa;
  • amortiguarán el impacto en la economía y los medios de subsistencia de la población mediante la plena flexibilización de las normas presupuestarias de la UE;
  • pondrán en marcha la Iniciativa de Inversión en Respuesta al Coronavirus, dotada con 37.000 millones de euros y destinada a proporcionar liquidez a las pequeñas empresas y al sector de la asistencia sanitaria;
  • proporcionarán a los Estados miembros un conjunto coherente de directrices sobre medidas fronterizas para proteger la salud de los ciudadanos, permitiendo al mismo tiempo la libre circulación de mercancías esenciales;
  • restringirán temporalmente los desplazamientos no esenciales a la Unión Europea.

Modificaciones en el presupuesto de la UE y el Grupo BEI

Con el objetivo de aliviar a las pymes, se redirigirán 1.000 millones de euros del presupuesto de la UE como garantía para el Fondo Europeo de Inversiones para incentivar a los bancos a proporcionar liquidez a las PYME y las empresas de mediana capitalización. Esto ayudará a al menos 100.000 PYME europeas y pequeñas empresas de mediana capitalización con unos 8.000 millones de euros de financiación para financiar su capital circulante.

Iniciativa de Inversión en Respuesta al Coronavirus (CRII)

La Iniciativa de Inversión en Respuesta al Coronavirus propone movilizar las reservas de dinero disponibles de los Fondos EIE para combatir la crisis de manera inmediata. Esta inversión alcanzará de manera rápida los 37.000 M€ y para ello se propone que, este año, la CE renuncie a su obligación de solicitar a los EE.MM que reembolsen la prefinanciación no utilizada en 2019 de los fondos estructurales (FEDER, FSE, FC, FEMP) hasta la finalización del programa. Esto equivale a aproximadamente 8.000 millones de euros del presupuesto de la UE, que se sumarán a los 29.000 millones de euros de fondos estructurales no asignados en 2020 de la política de cohesión 2014-2020. También podrán destinarse las partidas nacionales de los EE.MM a luchar contra la crisis.

El papel de la Comisión consiste principalmente en ayudar a los Estados miembros a hacer frente a la crisis proponiendo recomendaciones para llevar una línea común de actuación.

La Comisión quiere evitar que los Estados miembros tomen medidas descoordinadas o incluso contradictorias que terminen socavando los esfuerzos comunes por luchar contra el brote. De ahí la necesidad de coordinación y recomendaciones, no solo en materia de salud pública, sino también de transportes, control fronterizo, mercado interior y comercio.

La Comisión ha activado el mecanismo de coordinación de crisis ARGUS, y el Comité de Coordinación de Crisis se reúne periódicamente para crear sinergias entre todos los departamentos y servicios competentes de la Comisión y de las agencias de la UE.

Fuente: propia

Fuente: EC website 

Carmen Serna

Author Carmen Serna

More posts by Carmen Serna

Leave a Reply