El marco temporal, adoptado el 19 de marzo de 2020 y basado en el artículo 107, apartado 3, letra b), del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea, permite a los Estados miembros utilizar plenamente la flexibilidad prevista en las normas sobre ayudas estatales con el fin de respaldar la economía en el contexto del brote de COVID-19.

Con ello, la Comisión pretende garantizar que las empresas, sean del tipo que sean, dispongan de liquidez suficiente y preserven su actividad económica durante y después del brote de COVID-19.

El marco temporal contempla cinco tipos de ayuda:

  • Subvenciones directas, ventajas fiscales selectivas y anticipos de hasta 800.000 euros para ayudar a las empresas hacer frente a sus necesidades urgentes de liquidez.
  • Garantías estatales para préstamos concedidos por bancos a empresas.
  • Préstamos públicos bonificados a las empresas para cubrir necesidades inmediatas de capital circulante e inversión.
  • Salvaguardias para los bancos que canalizan la ayuda estatal a la economía real y, en particular, a las pequeñas y medianas empresas.
  • Seguro de crédito a la exportación a corto plazo.

El Marco Temporal complementa las muchas otras medidas tomadas por la Comisión Europea para mitigar el impacto socioeconómico del brote de COVID-19, tales como: las medidas específicas de apoyo a las aerolíneas, las modificaciones en el presupuesto de la UE y el Grupo BEI, la creación de un Plan Europeo de Reaseguro de Desempleo o la Iniciativa de Inversión en Respuesta al Coronavirus.

Fuente: Comisión Europea

Carmen Serna

Author Carmen Serna

More posts by Carmen Serna

Leave a Reply