El Parlamento Europeo y los Estados miembros, representados por la  presidencia alemana del Consejo que ha sido la que ha liderado las negociaciones, alcanzaron el 10 de noviembre un acuerdo político tras intensas consultas y negociaciones de por medio, desbloqueando así el marco presupuestario para los próximos siete años y con ello el gran paquete para la recuperación europea.

Durante los últimos cuatro meses se ha estado negociando los detalles del nuevo Marco Financiero Plurianual (MFP) para el periodo 2021-2027 y, por fin podemos anunciar que se ha cerrado un acuerdo, aunque todavía debe ser confirmado por ambas instituciones.

El gran esperado acuerdo complementa el amplio paquete financiero de 1.824.300 millones de euros negociado por los líderes de la UE en julio, que combina el próximo marco financiero plurianual – 1.074.300 millones de euros – y un instrumento de recuperación temporal de 750.000 millones de euros, el conocido como Next Generation EU (NGEU).

 

¿Qué novedades incluye el acuerdo alcanzado esta semana?

  • Refuerzo presupuestario para los programas de la UE, incluidos Horizonte Europa, EU4Health y Erasmus+, de 15.000 millones de euros a través de medios adicionales (12.500 millones de euros) y reasignaciones (2.500 millones de euros), que se repartirán en el transcurso del próximo periodo financiero, respetando los límites de gasto establecidos en las conclusiones del Consejo Europeo del pasado 17-21 de julio.
  • Más flexibilidad para permitir a la UE responder a necesidades imprevistas.
  • Mayor control por parte de la autoridad presupuestaria en la supervisión de la utilización del presupuesto en el marco de NGEU.
  • Una mayor ambición en materia de biodiversidad y una mayor vigilancia de los gastos relacionados con aspectos medioambientales.
  • Una hoja de ruta indicativa para la introducción de nuevos recursos propios.

 

El acuerdo se presentará ahora a los Estados miembros para su aprobación junto con los demás elementos del próximo marco financiero plurianual y el paquete de recuperación, incluido el régimen general de condicionalidad para la protección del presupuesto de la Unión, sobre el que la Presidencia del Consejo y los negociadores del Parlamento llegaron a un acuerdo provisional el 5 de noviembre.

Se trata de un acuerdo que abordara las cuestiones planteadas por el Parlamento respetando las directrices sugeridas por el Consejo Europeo en julio.

 

“Europa se ha visto gravemente afectada por la segunda ola de la pandemia de coronavirus. Necesitamos urgentemente que el fondo de recuperación esté en marcha para amortiguar las graves consecuencias económicas de la pandemia. Espero que todo el mundo comprenda la urgencia de la situación y que ahora ayude a despejar el camino para la rápida aplicación del presupuesto de la UE y NGEU – nadie necesita nuevos obstáculos y más retrasos”

Michael Clauß, representante Permanente de Alemania ante la UE.

 

Información oficial.

 

Carmen Serna

Author Carmen Serna

More posts by Carmen Serna

Leave a Reply